domingo, 29 de septiembre de 2013

Bendito Pi

¿Que clase de discoteca
lleva usted en la sien?

Acúfenos Señor
pero solo por un rato
que pitidos sobran
en su agudo reinado

Acúfenos Señor,
en el silencio de mar,
que espumas de aguja blanca
se guardan al fondo
para tejer realidad


sábado, 28 de septiembre de 2013

Parientes

todos estos parientes
aparecidos con sus recuerdos
y ahora que les cocino?
llegan así, de pronto, 
con sus abrigos que ya no necesitan perchero
se sostienen con lo que hay en sus bolsillos
se tantean con el calor de la sangre por años
se solapean entre sacos de diversos talles 
se afirman en naftalinas al dia de lo lindo
y
los niños corren buscando aquello 
que creen haber dejado en su lugar
y todo lo que no es, lo sacan a empujones, 
hasta nuestras piernas en la volteada
tienen que resistir la fuerza de otra infancia
y
de todo lo que tengo en el pecho
alacena de condimentos
voy seleccionando un un sabor acorde  
para toda esa cadena de adn
(al oreganato si no viniéramos del perejil directo)

interrumpido el sueño, 
empacados en olernos 
parientes en mi casa.

por el picante juramos no volver







domingo, 15 de septiembre de 2013

los quince al pasacalle

ha sobrevivido al miedo
de la generación de los pasacalles
mientras crecían sus huesos
y se esperaba que pasara en altura
árboles y postes de luz,
esa visión al calcio
de poco tiempo, tal vez,
donde creía el futuro
camino a comprar pan
media mujer envuelta ya
en declaraciones de amor


jueves, 12 de septiembre de 2013

precaria yo

precaria yo
en la realidad,
duro lo que
el sueño
le regala
a mi cuerpo

y siempre presente
mi alma abuela
me teje la fe

para que precaria yo en la realidad

domingo, 8 de septiembre de 2013

tuya al frente

aplaudo a tus cejas
cuando aún tuya al frente
me desvisto la furia

el ejército en mi frente
hace puntería con premisas
y te vuelo con preguntas
te arrugo de asombro
te despejo el camino
te tomo la temperatura

y si aún tuya al frente
tropezara con tus piedras
(de beso recuerdo)
de boca en el piso
te pensaría con sombrero

domingo, 1 de septiembre de 2013

La ley al dormir dice que con que alguno de los dos humanos suelte al animal ya están libres

Te aventajo tanto durmiendo
para olvidar lo que soñamos
que ando poco trabajando
Pero ya te digo, vos tranquilo
esto es cuestión de sueño

Que macana
que no hayamos visto
dos en un burro
Ahora nos turnamos
para cuidar el animal
que no animamos andar:
un rato lo montás pretendido
y tres tardes yo le apuesto
manzanas cerca de la boca

Pero ya te digo, vos tranquilo
esto es cuestión de sueño

Hasta que el burro
se despierte en mi siesta
y reclame su parte
con toda su dentadura
como una bandera
La justicia, cuando duermo,
es un equilibrio natural
un idioma inventado en el café
de las mañanas razonables

Le indicaré sus tiempos
aún sembrados en la hierba
Le diré que vos estás
siempre despierto, y por eso
es desierto el encuentro

Y entre toda esa arena que vuele
lo abrazaré tan fuerte,
transpirando libertad por los poros
y por las plantas de los pies
(formaciones de lagunas en despedidas
así, han revolucionado paisajes áridos
en otras épocas, no veo porqué)
Con la felicidad de lo previo al galope
(antes voy a soñarle a todos sus amigos:
los voy a sostener en la viñeta que está
sobre mi cama, suspendida en el aire,
y a la cuenta de burro date vuelta
pisarán suave para su sorpresa)

No le devolvamos nada
si nunca tuvimos sus cosas
Recuperemos nuestras patas
yo sentiré las mías
en el medio del desierto

Pero ya te digo, vos tranquilo
esto es cuestión de sueño
y no me debes nada por eso