viernes, 21 de junio de 2013

conciencia de meniscos, rotura de ligamentos


durmiendo sobre el lomo de un cocodrilo
sueño estados de alerta, como el amor,
inspira la bestia y me exhala el olvido

en este aniversario 
de número incierto
es tan exacto el presente
habiendo crecido en diagonal
me aprieta la conciencia a medida
le pongo tierra al firmamento


vestirse rápido, salir y flotar, me demora
sentir el hambre ubica cielo y mar en su sitio, 
sobre los renglones, cuerdas donde se hamacan
las palabras que nos crean 

corro como una dama dibujada
tomada de sorpresa por el viento
que le borra la tela, cómplice
en brisas de caucho
(el asombro es actuación)

tiro de mi vestido hacia abajo
una vez y otra, hasta que
mis rodillas miden lo mismo
y respiro tranquila, ahora,
parada sobre la bestia

durmiendo sobre el lomo de un cocodrilo
sueño estados de alerta, como el amor,
inspira la bestia y me exhala el olvido
panza adorable de un cachorro 
que al despertar se lo quiere lejos
y es su propia boca callada, 
un refugio de cucha

me pregunto si el perseguido
que no tiene vestido
es alguna vez alcanzado