domingo, 28 de febrero de 2010

La política de mi cuerpo 2

Mi cabeza es un imperio
la bola inteligente de "mi cuerpo el pueblo"
en el que están las partes unidas
por agua y sangre debidas
Comunidad organizada con celulas y salvajes pulsos
latidos que despiertan y accionan
movimientos revolucionarios
como alcanzar la copa con la mano

Pero como mi cabeza es el Imperio
y la razón un contrato de trabajo
decisiones verticales de arriba hacia abajo
descienden
dejando al cuerpo tan bien parado
y tan aferrado al suelo
que siguiendo la línea del cerebro
hasta el piso y bajo tierra luego
se observan, como huesos
cantidad de pensamientos
(aferrados al barro)

sábado, 20 de febrero de 2010

Cirujía

Lloró tanto cuando vió que sus hijos no se le parecían
cada rincón juntó sus lágrimas y se hicieron, en esos charcos, mosquitos
y con esa preocupación pudo olvidar el origen de su tristeza
la verdadera causa de sus heridas y picaduras

Los rostros de los niños crecieron
igual que los álamos, el naranjo y el potus
bellos y con luz en las sonrisas
lindos, inocentes de rollo del tiempo que se pierde
ciegos del vaso vacío

y

ya no pudo quitarse más nada
tampoco agregarse

Sucedió que un día reflejó en el espejo,
una silueta de melancolía,
arrugada, triste, caída, apagada
y creyó en el botox y los implantes
más que en la luna,
para entregarse
a babosas siestas de anestesia
en la que cuchillos y tenedores hacían su trabajo de cirujanos
así un poco de este lado y otro poco de aquí
reemplazó un cacho de cachete triste por un pómulo reluciente
dos centímetros de arrugas por tela de avión

Así que lloró tanto al ver que sus hijos no se le parecían
al ver que solo su rostro la pasaba lindo
al tener que esforzarse tanto en entender que le decía su cara...

Por suerte, los niños, siempre se parecieron a la Luna

Y ahora tiene ronchas en todo el cuerpo
menos en su rostro
porque los mosquitos no pican en plástico

jueves, 4 de febrero de 2010

Se vende

...Está a punto de vender ese pedazo de ella misma que no usa, y lo hubiera hecho hace tiempo, cuando nadaba sin necesidad de tocar la orilla.

Pero verá, Sr... las cosas se le complican de la nada:
de tirar la sal y armar un escandalo
en lugar de armar un desierto y jugar
de olvidar sus zapatos y llorar
en lugar de festejar que no hay filtro en la planta


Usted pensará lo que quiera, ella sigue con la idea que lo que no usa le ocupa tremendo lugar, siempre mas que lo real.
Igual, Sr. entre nos, eso que intenta vender no sirve ni para espiar. Está sin uso, gastado y esperando encima, un abrazo acalorado, caluroso diría yo... sería como comprar el perro que no deja de mover su cola y voltea copas de cristal

Mejor Usted se desinteresa
Yo me desligo
Y entonces tal vez ella olvide ese pedazo que dice sobrarle

(texto de la serie "emocionante subasta")

la cabeza pesa

Tanta cabeza, por favor como pesa!
Tan con ojos claros
tan con cabello ondulado
tan pegona y entonce llorona

Si pudiera recuperar mi cuero
y evitar que todo tanto se me pegue
a esta carne viva
que por eso duele

Pero no fue por ahorcarse
tal vez por desprender la cabeza
tremenda bola repleta de habitaciones
barroca, loca, llena de muebles, llenos de medias
relojes, bicicletas, camas, arañas, ventanas
es mucho, el cerebro es mucho

Todo tanto allá encerrado
que hasta el amor que te tengo
terminó pasando por mi cabeza
y es por eso que lo lloro

en el cuarto los murales

Vi la misma noche dos o tres veces
desde lugares diferentes
pinté en la pared el mar tranquilo
EL MAR Y UN FRASCO DE SAL
y en otra pared no pinté nada
porque allí se encuentra la puerta
BENDITA PUERTA
por la que puedo salir
cuando tengo las dudas agarradas
cuando logré olvidar...

Como era el mar?
Que gusto tenía la granada que mancha?
Que sombra da mi cuerpo en la arena?

La misma abertura que un arquitecto indicó en el plano
la raya del cabello al medio que corta en la cola y si sube pasa por entre los ojos y vuelve al peine
esa puerta que puedo abrir cuando además de salir quiero entrar

Porque luego de correr sentarme y sudar
vuelvo a empezar