domingo, 29 de noviembre de 2009

La muerte de esa cucaracha

Le tocó ver la muerte de la cucaracha más fuerte
durante días en un escalón de la escalera de su casa
patas para arriba y para abajo
las movía sin morir
entre macetas sin jardín

Fueron días de mañanas tristes
hasta que alguien la pisó
y le ha quedado la duda
si hubiera vivido siempre casi muerta

No quiero decir nada


De estas mariposas tan coloridas
no quiero decir nada
tampoco de estos pajaros
tan bien plumados quiero hablar

De esa manera con la que me miraste
cálida de tanta ternura
no quiero decir nada

jueves, 12 de noviembre de 2009

La política de mi cuerpo 1


La política de mi cuerpo
es una ciencia a la mitad, una parte de un lado y otra del otro
con órganos que a veces, funcionan muy bien

En los abrazos que son eléctricos pero tienen amor
la política de mi cuerpo es otra y ahí sí, todos de acuerdo
me dan la patada

Estos ideales que duelen cuando camino rápido,
acá en el costado,
cuando respiro y relajo van pasando, cesan
y aparece el sueño, que tampoco toma decisiones acertadas a la hora de descartar pesadillas

Gobernado por derecho e izquierdo
con una línea en el medio, donde las vértebras se esfuerzan por no pinzar-se
órganos con agua, sangre, células madres y de las otras

El cerebro se oxigena
pero a mí, dentro de este cuerpo,
políticamente se me nubla la vista, me mareo
y el estado ya no tiene balcones
solo una cama
con sábanas, aunque sea, gastadas, perfumadas

La política de mi cuerpo
tiene listo un decreto hoy:
sonrisa un poco
dolor abdominal
pasos lentos
y formula teorías, generalmente entre las costillas


martes, 10 de noviembre de 2009

domingo, 8 de noviembre de 2009

Los ojos



Los ojos hasta la mitad de agua
moviendo la cabeza hacía las olas en la mirada
y no caía ni una gota, de ese lago estancado
con lágrimas de tanto pasado



De quererlo tanto y perderlo
de no tenerlo y desearlo
de chupar un caramelo y guardarlo
de no querer que se acabe
de extenderlo hasta el viento


Acumulado todo en un lugar tan chico
poco espacio para un mar con tremendo movimiento
para un sol que quema por estar tan cerca
y apretado
encaprichado en broncear porque queda lindo



Así esperaba en la puerta a que llegara
con los ojos hasta la mitad de agua
intentando una sonrisa y practicando el abrazo

sábado, 7 de noviembre de 2009

se lo llevaron preso

Desde la ventana de la cocina lo vió, con la piel roja
Sí, el señor era todo ilegal,
pero saber que entraría en un agujero oscuro, la hacía amasar el pan llorando
con lágrimas no necesitó levadura y la cerveza se la tomó demasiado temprano

El castigo si tuvo premios rompió la balanza
la aguja saltó porque todo pesó tanto esa mañana
la mirada no discriminaba y ya sus hijos lloraban

La asaltó con tres patrulleros, la tristeza
se disculpó en otro idioma y se fué a la cama otra vez
El hombre estaba arrepentido dentro de su camisa
intentando seguir siendo en cuero

Como ella, que quería quitarse la ropa y tenía miedo
de dormir por soñar y que entonces
en el horno, se le queme el pan.