sábado, 4 de febrero de 2017

con la razón a caballito me duelen las rodillas

el séquito que me sigue
es indiferente a mis sueños

continuarán preguntándome que hice
hasta que logre responder:
"hice a ustedes,
los hice"

y por fin tengan la consistencia de un dichoso pastel
y yo la evaporación de todas mis palabras

la curiosidad de este séquito es la repugnancia en altura
de quien no avisa el abismo a quien está intentando evitarlo
y una vez allá abajo acusan desmoronamiento del ser



la crisis del peso neto

antes no dejaba una estela, nada
se le ha roto el escape de sus acciones 
y ahora plasma cada cosa a lo largo de su paso 
ese detalle de la huella había sido resuelto hace tiempo

alguien sigue su ejemplo en estos días 
y le iniciará un juicio en el futuro 
únicos e irrepetibles se dicen, 
y se convencen lo más volátiles posibles