sábado, 27 de octubre de 2012

Negro Linterna


Perderlo en la calle para siempre
salpicarlo del pasaje
para creerlo cerca
Una tarea en negro
Gato atorrante, Negro linterna
bajá de ese árbol, dale bajá

Me espera tu sombra
en el almacén, Tulúz
en la puerta de Amalia
y entre mis piernas,
mimoso inoportuno
al bajar la escalera

¿Que curioso atardecer
te invita a maullar
sobre tejados infinitos?
Gato atorrante, Negro linterna
bajá de ese árbol, dale bajá

Que compañero el gato
contrapelo del mundo,
cae siempre parado




un bicho amor


Como un bicho
el amor aguarda,
escondido en la maleza 
(poca madre para mi gusto)
que crece y delata tiempo

He perdido la cuenta
de sus patas, porque vuela
humo de lo que quema

Con el hambre,
sale camuflado
de un flaco cualquiera
Suficiente espacio
para toda la cosecha
se llena y duerme siestas

El Hurón de Ramos
que sale, da miedo
perfora el aire, caza
y vuelve a los caños

Es una astillita
metida entre recuerdos,
hormigón armado
en sustantivo
aguja de tejer
en escarpines

que para no ser
cursi, es un bicho

mal amar


Los malos
están de nuestro lado,
mi amor
Y todo lo que tocamos
lo convertimos en ruinas
de enamorados
pedazos de muros
gente sin techo
restos de abrazos

Guerra que armamos
y dejamos andar
porque total el sol,
pero nuestro querer...

Nos reimos
al mirar atrás
el horizonte,
barrera del odio
que dejamos sembrada…
lo que no comemos
y queda en el plato

Guerra que armamos
y dejamos andar
porque total el sol,
pero nuestro querer...

Es tan nuestra
la vida,
y querido:
como te extraño
cuando me dajás en paz

sábado, 15 de septiembre de 2012

igual con el mar


no le escribo a los pájaros
porque posan sobre el tiempo
en segundos vientos

no tengo movimiento
cuando los contemplo
ni manos para contarlos
ni piernas para acercarme.

espantadas las posibilidades
de ahuyentarlos con mi respirar
contengo la primavera en aire
para que no falte.

organizo una fiesta
con nadie y sin nada
porque todo está afuera

igual con el mar

.................................................


domingo, 5 de agosto de 2012

Su sed en marte



No sabe llegar a marte
llena de sed su nave
parte de la base,
dejando sus zapatos
(calzado huellas tierra ausencia)

El espacio la gana de cara o seca
como el vivo o muerto del buscado
Alma sideral, reserva amable
respetuosa de su cuerpo inquieto
le tiene la vela, mientras vuela

Despega de diez a cero
En algún número deja el capital
Se van del chancho las monedas
Y el viento sopla corrales
en un otoño que se la juega

En un momento
le pasará lo de siempre:
el vuelo será nado
buceará las atmósferas
y aparecerá en la orilla
curada con algas
al lado de sus zapatos

sábado, 26 de mayo de 2012

A esa nena


Le puse
el pensamieno
a una nena
que sentaba
la esquina
Y así liberé
a mi mujer
de una vez
por cada cubierto

Ahora hay
como corresponde,
conceptos en juego