sábado, 31 de octubre de 2009

El drama de la tortuga


El drama de la tortuga
comienza en una tarde de mucho calor
en Santiago del Estero
al costado de la ruta más larga
más asfáltica
mas caliente

El drama de la tortuga
es lo que imagina la familia que detiene su auto
y al bajar a hacer pis, con las cabezas calientes
la ven, despacito con sus pasitos

La familia angustiada
continúa su viaje
llorando por el destino del animal
que solito, al borde de la banquina
lentamente avanza...

Lo que ellos no saben
es lo que creen un drama
viven y lamentan lo que suponen, triste mente

Y lo que piense la tortuga
no lo saben
no vale



jueves, 29 de octubre de 2009

Lo extraño es que extraña siempre

Otra vez le toca extrañar
olvida la noche de oscuridad
y acaricia la tela suave de los sueños
dejando también tan lejos
las malas palabras, la ruda, las arañas, la enciclopedia
la discución, la separación y la ropa tirada

Porque solo queda la luz de sus ojos cuando apaga la lámpara del living
y es una claridad "como muy buena", solitaria y realmente compasiva
Poderosa el alma mucho más que la razón
cuando extraña no revuelve el ropero
ni vacila con los gustos

Otra vez le toca extrañar
porque el otro lado ni siquiera se ve
no tiene el horizonte delante, se borra
solo está el mar y el mar, con el cielo
pero sin la línea que los divide

Duerme en la noche abrazada a su cuerpo
no sueña, solo extraña

domingo, 25 de octubre de 2009

En su vida, el futbol


De pequeña, ella, era del cuadro de su padre
luego fué cambiando, con sus novios
de boca a river a racing a ferro a velez... platense chicago elbichito elglobo
y cuando los hombres liberaron su elección
optó por la combinación de la camiseta que mejor le quedaría con su falda y sus zapatos

En un taxi, es del cuadro de la banderita que haya en el auto
del que pierde si está triste
del que gana si está en un buen día
del que empata si no tiene ganas

No sabe porqué, cuando el día no promete nada
vuelve al cuadro de origen,
a la respuesta de su infancia...

El futbol en su vida es
un manejo de la Federación
como el recorrido de la pelota
cuando entra y no entra
Es la barra brava cuando se maquilla
el rubor cuando hay sol en la cancha

Y a la vez, no es nada



miércoles, 21 de octubre de 2009

Se que me querés tanto

Hasta ahora siempre empecé los días
y en la noche, entiendo el calor de mi cuerpo
tengo la sangre de tibia para arriba
más que templada

Sé que me querés tanto
porque en la noche, dormidos los dos
me apretás fuerte
y disculpáme si tengo que quitarte de encima
la fuerza se confunde y excede
la verdad oprime cuando la esperás con los guantes puestos
en la posición exacta para no caerte

Irradia calor mi cuerpo, lo decís
cuando duermo,
destapemos la tela pesada
a ver que nos pasa con el frío

domingo, 18 de octubre de 2009

El día de la Madre

Al final quedé agotada en el día de la madre
y porque dije: hoy no lavo platos, no barro, no ordeno
mañana me levanto una hora mas temprano
lavo
barro
y ordeno

total ya es mañana, otro día
y nadie me quita lo bailado del día anterior

Con la resaca en la punta de la cama
tratando de embocar los pies en las chinelas
comenzaré la mañana del día después
del día de la madre
en el que bailé desde que me levanté
por eso no lavé
no barrí
ni ordené

Con las piernas peleando por quien se mueve primera
la taza de café enfriando en la ventana porque antes quemaba
con ganas de un abrazo de mamá que me diga
seguí durmiendo, hace frío
retomaré la vida que festeja esos días



Felíz día mamá

miércoles, 14 de octubre de 2009

Acá nomás y hasta más lejos

siempre somos los mismos los que nos cruzamos
y los que nunca nos vemos

En el 133 se nota que el viaje
es corto
Pero al bajar, cada uno de los que veníamos arriba
continuamos un viaje un poco mas largo
donde ya no nos vemos
donde conversamos con otros
que seguramente bajan de otro corto viaje

Tengo los bolsillos y las carteras llenas de boletos de corta distancia
Tengo un solo boleto de larga distancia
Transito con calor, con frío, con las ventanas abiertas o cerradas
con tiempos, con aromas, con aire fresco, aguantando la respiración
con barreras bajas, platos vacíos,
velocidades rápidas, comidas ricas

El boleto de larga distancia, que no es un coche cama,
no es de papel

lunes, 12 de octubre de 2009

Me sucediste


Ayer otra vez pensé
estaba tan oscuro que no encontraba las llaves para poder abrir la puerta
y salir, de una vez por todas
y dejarme alumbrar por los faroles que están de pié en las calles de mi barrio

Anoche, otra vez pensé
esa realidad que camino apurada
intentando llegar rápido para no entrar tarde
con la hora del celular que al mirar retrasa mis pasos

"es que me sucediste y de pronto...
no dejaste de pasarme"

Quería guardar la manzana en mi cartera
vestirme con ropa de verano abajo
y de invierno arriba, otra vez...
pero entre tanta oscuridad, mi casa había variado
Era una enorme casona, con tantas habitaciones
o solo con un dormitorio
lo cierto es que no reconocía el lugar

Otra vez pensé,
otra vez la noche hizo lo que quizo
pensé hasta que ví el sol
cerré los ojos, sabiendo que con luz...
alguien podría encontrarme

sábado, 10 de octubre de 2009

Dí una vez más las cartas y otra vez, me salieron horribles
así que decidí hacerme trampa, me repartí las mejores y salí...

Mintiendo que la suerte estaba de mi lado
me fueron desapareciendo las manos
luego la gente y los objetos
Me encontré en blanco
con el ancho de espadas
el siete de oro y el ancho de basto

No teniendo con quien competir
armé con los naipes la casita
y esperé que llueva...

Llovió, las cartas se mojaron
y allí quedé, sin saber si había jugado

miércoles, 7 de octubre de 2009

Sé que te pedí


No se si te acordarás, porque aquella tarde te pedí que lo olvidaras
la florcita amarilla y de los bichos,
con ese tiempo construí mis pies en la tierra húmeda

No se si te acordarás, porque sé que necesité que olvidaras
de la tarde en que enrosqué la soga en mi pequeño cuello,
con ese poquito de aire logré hacer cincuenta metros bajo el agua

No se si te acordarás, porque cansada de mis recuerdos en tus ojos
te pedí que los borraras...
la noche que desde el auto
vos veías el cielo
y yo solo las estrellas?

Ahora bien, si podés recordá
a ver si en una de esas,
con el café, armamos las piezas

lunes, 5 de octubre de 2009

El bigote de la mujer

Los bigotes de la mujer
que no quería ser un hombre
La mujer que tironeaba de su rostro
quitando pelo por pelo

Bello, de lo bello que no parece ser
un pelo creciendo, como una plantita sembrada
y arrancarlo es un deber

Y crecen más allá de la mujer
Y por más libres de la modernidad estética que sean
la pareja debió retroceder
el se resignó a verla sufrir con la cera caliente, la pomada y la pinza
ni ella se acostumbraba al bigote
ni él la mimaba con amor

Ella, no pudo dejar crecer el bozo