miércoles, 30 de diciembre de 2009

Ponéle


Ponéle música que baila
¿Está enojada?
¿Está mojada?
Mirá que escucha,
ponéle música que baila

y al moverse con ritmo
se corre y olvida...
en que andaba, porqué discutía
cual era la pastilla, el orden de las comidas

Y sobre todo olvidará (porque baila)
la última pulseada,
si ganaba si perdía
Con la música vas a ver...
ponéle.

miércoles, 9 de diciembre de 2009

Mas despacio por favor

Tanto lío querido,

¡Por querer ir despacito!
Si a tanta velocidad llegamos dormidos
en un pié una media
y en el otro un anillo


Si el pajarito de las tres de la mañana
al salir el sol se guarda en su jaula
Probemos más lento el andar
para mojarnos si llueve
para perder antes de buscar
y encontrar antes de llorar


Si en aquella maratón alrededor de la iglesia
me ganó la niña que hizo menos vueltas
y me dieron el trofeo
que quitaron de sus manos
y por apresurado fué feo


Tanto lío querido,
¡Por querer ir despacito!
Si por llegar temprano
todo está cerrado
y por no esperar que abran,
intolerados nos vamos


Además... ¿Cuando descansamos?
Siempre ganando
¿Mil kilómetros de la mano tironeando o quince abrazados?


Si cocinando ya comimos y guardamos
y en el bar la camarera trae solo la cuenta
Tal vez cambiando el calzado
en el agua o bailando
nos equivoquemos en "un lento"

sábado, 5 de diciembre de 2009

Verbo atascado

Los verbos que son de tiempo atascado
en mi presente
y el gusto que me da verte
como si regresaras del pasado
Una acción más de antes
de lo que pasó y no encaja
en el pasado perfecto

Los verbos que son de tiempo atascado
en mi presente
y no permiten conjugar
ni jugar a nada, con nadie
No son más acciones que las que pasaron
y se detuvieron a esperar
que alguna brisa las deslice hacia adelante
un poquito,
para tener el acento en otra parte
para transformar el movimiento

Los tiempos atascados tienen verbos infinitivos
con los que solo se puede ver
correr
saltar
bailar
amar
brillar
crecer
desear
llorar
sufrir
vivir
a otros...

domingo, 29 de noviembre de 2009

La muerte de esa cucaracha

Le tocó ver la muerte de la cucaracha más fuerte
durante días en un escalón de la escalera de su casa
patas para arriba y para abajo
las movía sin morir
entre macetas sin jardín

Fueron días de mañanas tristes
hasta que alguien la pisó
y le ha quedado la duda
si hubiera vivido siempre casi muerta

No quiero decir nada


De estas mariposas tan coloridas
no quiero decir nada
tampoco de estos pajaros
tan bien plumados quiero hablar

De esa manera con la que me miraste
cálida de tanta ternura
no quiero decir nada

jueves, 12 de noviembre de 2009

La política de mi cuerpo 1


La política de mi cuerpo
es una ciencia a la mitad, una parte de un lado y otra del otro
con órganos que a veces, funcionan muy bien

En los abrazos que son eléctricos pero tienen amor
la política de mi cuerpo es otra y ahí sí, todos de acuerdo
me dan la patada

Estos ideales que duelen cuando camino rápido,
acá en el costado,
cuando respiro y relajo van pasando, cesan
y aparece el sueño, que tampoco toma decisiones acertadas a la hora de descartar pesadillas

Gobernado por derecho e izquierdo
con una línea en el medio, donde las vértebras se esfuerzan por no pinzar-se
órganos con agua, sangre, células madres y de las otras

El cerebro se oxigena
pero a mí, dentro de este cuerpo,
políticamente se me nubla la vista, me mareo
y el estado ya no tiene balcones
solo una cama
con sábanas, aunque sea, gastadas, perfumadas

La política de mi cuerpo
tiene listo un decreto hoy:
sonrisa un poco
dolor abdominal
pasos lentos
y formula teorías, generalmente entre las costillas


martes, 10 de noviembre de 2009

domingo, 8 de noviembre de 2009

Los ojos



Los ojos hasta la mitad de agua
moviendo la cabeza hacía las olas en la mirada
y no caía ni una gota, de ese lago estancado
con lágrimas de tanto pasado



De quererlo tanto y perderlo
de no tenerlo y desearlo
de chupar un caramelo y guardarlo
de no querer que se acabe
de extenderlo hasta el viento


Acumulado todo en un lugar tan chico
poco espacio para un mar con tremendo movimiento
para un sol que quema por estar tan cerca
y apretado
encaprichado en broncear porque queda lindo



Así esperaba en la puerta a que llegara
con los ojos hasta la mitad de agua
intentando una sonrisa y practicando el abrazo

sábado, 7 de noviembre de 2009

se lo llevaron preso

Desde la ventana de la cocina lo vió, con la piel roja
Sí, el señor era todo ilegal,
pero saber que entraría en un agujero oscuro, la hacía amasar el pan llorando
con lágrimas no necesitó levadura y la cerveza se la tomó demasiado temprano

El castigo si tuvo premios rompió la balanza
la aguja saltó porque todo pesó tanto esa mañana
la mirada no discriminaba y ya sus hijos lloraban

La asaltó con tres patrulleros, la tristeza
se disculpó en otro idioma y se fué a la cama otra vez
El hombre estaba arrepentido dentro de su camisa
intentando seguir siendo en cuero

Como ella, que quería quitarse la ropa y tenía miedo
de dormir por soñar y que entonces
en el horno, se le queme el pan.

sábado, 31 de octubre de 2009

El drama de la tortuga


El drama de la tortuga
comienza en una tarde de mucho calor
en Santiago del Estero
al costado de la ruta más larga
más asfáltica
mas caliente

El drama de la tortuga
es lo que imagina la familia que detiene su auto
y al bajar a hacer pis, con las cabezas calientes
la ven, despacito con sus pasitos

La familia angustiada
continúa su viaje
llorando por el destino del animal
que solito, al borde de la banquina
lentamente avanza...

Lo que ellos no saben
es lo que creen un drama
viven y lamentan lo que suponen, triste mente

Y lo que piense la tortuga
no lo saben
no vale



jueves, 29 de octubre de 2009

Lo extraño es que extraña siempre

Otra vez le toca extrañar
olvida la noche de oscuridad
y acaricia la tela suave de los sueños
dejando también tan lejos
las malas palabras, la ruda, las arañas, la enciclopedia
la discución, la separación y la ropa tirada

Porque solo queda la luz de sus ojos cuando apaga la lámpara del living
y es una claridad "como muy buena", solitaria y realmente compasiva
Poderosa el alma mucho más que la razón
cuando extraña no revuelve el ropero
ni vacila con los gustos

Otra vez le toca extrañar
porque el otro lado ni siquiera se ve
no tiene el horizonte delante, se borra
solo está el mar y el mar, con el cielo
pero sin la línea que los divide

Duerme en la noche abrazada a su cuerpo
no sueña, solo extraña

domingo, 25 de octubre de 2009

En su vida, el futbol


De pequeña, ella, era del cuadro de su padre
luego fué cambiando, con sus novios
de boca a river a racing a ferro a velez... platense chicago elbichito elglobo
y cuando los hombres liberaron su elección
optó por la combinación de la camiseta que mejor le quedaría con su falda y sus zapatos

En un taxi, es del cuadro de la banderita que haya en el auto
del que pierde si está triste
del que gana si está en un buen día
del que empata si no tiene ganas

No sabe porqué, cuando el día no promete nada
vuelve al cuadro de origen,
a la respuesta de su infancia...

El futbol en su vida es
un manejo de la Federación
como el recorrido de la pelota
cuando entra y no entra
Es la barra brava cuando se maquilla
el rubor cuando hay sol en la cancha

Y a la vez, no es nada



miércoles, 21 de octubre de 2009

Se que me querés tanto

Hasta ahora siempre empecé los días
y en la noche, entiendo el calor de mi cuerpo
tengo la sangre de tibia para arriba
más que templada

Sé que me querés tanto
porque en la noche, dormidos los dos
me apretás fuerte
y disculpáme si tengo que quitarte de encima
la fuerza se confunde y excede
la verdad oprime cuando la esperás con los guantes puestos
en la posición exacta para no caerte

Irradia calor mi cuerpo, lo decís
cuando duermo,
destapemos la tela pesada
a ver que nos pasa con el frío

domingo, 18 de octubre de 2009

El día de la Madre

Al final quedé agotada en el día de la madre
y porque dije: hoy no lavo platos, no barro, no ordeno
mañana me levanto una hora mas temprano
lavo
barro
y ordeno

total ya es mañana, otro día
y nadie me quita lo bailado del día anterior

Con la resaca en la punta de la cama
tratando de embocar los pies en las chinelas
comenzaré la mañana del día después
del día de la madre
en el que bailé desde que me levanté
por eso no lavé
no barrí
ni ordené

Con las piernas peleando por quien se mueve primera
la taza de café enfriando en la ventana porque antes quemaba
con ganas de un abrazo de mamá que me diga
seguí durmiendo, hace frío
retomaré la vida que festeja esos días



Felíz día mamá

miércoles, 14 de octubre de 2009

Acá nomás y hasta más lejos

siempre somos los mismos los que nos cruzamos
y los que nunca nos vemos

En el 133 se nota que el viaje
es corto
Pero al bajar, cada uno de los que veníamos arriba
continuamos un viaje un poco mas largo
donde ya no nos vemos
donde conversamos con otros
que seguramente bajan de otro corto viaje

Tengo los bolsillos y las carteras llenas de boletos de corta distancia
Tengo un solo boleto de larga distancia
Transito con calor, con frío, con las ventanas abiertas o cerradas
con tiempos, con aromas, con aire fresco, aguantando la respiración
con barreras bajas, platos vacíos,
velocidades rápidas, comidas ricas

El boleto de larga distancia, que no es un coche cama,
no es de papel

lunes, 12 de octubre de 2009

Me sucediste


Ayer otra vez pensé
estaba tan oscuro que no encontraba las llaves para poder abrir la puerta
y salir, de una vez por todas
y dejarme alumbrar por los faroles que están de pié en las calles de mi barrio

Anoche, otra vez pensé
esa realidad que camino apurada
intentando llegar rápido para no entrar tarde
con la hora del celular que al mirar retrasa mis pasos

"es que me sucediste y de pronto...
no dejaste de pasarme"

Quería guardar la manzana en mi cartera
vestirme con ropa de verano abajo
y de invierno arriba, otra vez...
pero entre tanta oscuridad, mi casa había variado
Era una enorme casona, con tantas habitaciones
o solo con un dormitorio
lo cierto es que no reconocía el lugar

Otra vez pensé,
otra vez la noche hizo lo que quizo
pensé hasta que ví el sol
cerré los ojos, sabiendo que con luz...
alguien podría encontrarme

sábado, 10 de octubre de 2009

Dí una vez más las cartas y otra vez, me salieron horribles
así que decidí hacerme trampa, me repartí las mejores y salí...

Mintiendo que la suerte estaba de mi lado
me fueron desapareciendo las manos
luego la gente y los objetos
Me encontré en blanco
con el ancho de espadas
el siete de oro y el ancho de basto

No teniendo con quien competir
armé con los naipes la casita
y esperé que llueva...

Llovió, las cartas se mojaron
y allí quedé, sin saber si había jugado

miércoles, 7 de octubre de 2009

Sé que te pedí


No se si te acordarás, porque aquella tarde te pedí que lo olvidaras
la florcita amarilla y de los bichos,
con ese tiempo construí mis pies en la tierra húmeda

No se si te acordarás, porque sé que necesité que olvidaras
de la tarde en que enrosqué la soga en mi pequeño cuello,
con ese poquito de aire logré hacer cincuenta metros bajo el agua

No se si te acordarás, porque cansada de mis recuerdos en tus ojos
te pedí que los borraras...
la noche que desde el auto
vos veías el cielo
y yo solo las estrellas?

Ahora bien, si podés recordá
a ver si en una de esas,
con el café, armamos las piezas

lunes, 5 de octubre de 2009

El bigote de la mujer

Los bigotes de la mujer
que no quería ser un hombre
La mujer que tironeaba de su rostro
quitando pelo por pelo

Bello, de lo bello que no parece ser
un pelo creciendo, como una plantita sembrada
y arrancarlo es un deber

Y crecen más allá de la mujer
Y por más libres de la modernidad estética que sean
la pareja debió retroceder
el se resignó a verla sufrir con la cera caliente, la pomada y la pinza
ni ella se acostumbraba al bigote
ni él la mimaba con amor

Ella, no pudo dejar crecer el bozo

lunes, 28 de septiembre de 2009

En el auto


Cuando voy llorando en el auto nunca tengo los lentes de sol o siempre está nublado
En los semáforos el vehículo de al lado se detiene, el mío también
Y las lágrimas tardan en recorrer mis mejillas lo que dura el rojo en variar a verde
el amarillo es el primer plano de la lágrima
que el vecino mira antes de poner primera

Y tal vez haga una cuadra intentando adivinar porqué lloro:
un familiar fallecido, una mala salud, una deuda o un divorcio
o quizás haga una cuadra intentando recordar hacia donde va

La verdad es que cuando lloro en el auto, no manejo
es él quien conduce con ganas de partir el eje y en la ochava perderme
porque si el destino fuera un abismo nos quedaríamos sin nafta
y así, continuaría llorándole a su paciencia
¡Es que para mí está lloviendo y el suelo patina,
charcos de agua en las que chapoteo solita y salpico sus botas!

Sucede a veces que acelera para chocar y dejo de llorar
pero como no nos vamos a matar, sigo un poco más
Que me bajo, no te lo digo más
y en el próximo rojo me escapo
y ahí sí: "llorá, a ver como te arreglás
caminá, que te duelan los pies,
que con suerte te perdés, y ya no me ves"
(debe pensar él)

Otra veces, el auto me duerme,
será el motor o el amor
será la frenada que me hace pensar
o el arranque cuando hay que empujar...

sábado, 26 de septiembre de 2009

El abrazo o las manos en los bolsillos

la piel tibia
con un ratito de sol
su abrazo otra vez es natural
es la pieza entonces, que entra justo
la última figurita del álbum
o los primeros paquetes
donde no hay tantas "repe"
ni uno ni otro
el medio
la línea de llegada
o el primer chapuzón
las brazadas del medio

la piel tibia
sin los pies helados
ni las manos frías
el azul del cielo en común
o el verde de este pasto que caminamos descalzos
tal vez, las florcitas amarillas con sus bichitos

estando en la punta me parecía que volaba
entonces me acosté y floté

jueves, 24 de septiembre de 2009

"¡La puta madre!", dije, como puede ser que otra vez esté llorando por la misma espina si ya me la saqué?
Entonces apareció ella, mi madre, y me respondió lo siguiente:
"Cual es tu problema, porqué me llamás así? que sea la última vez, chiquilina! Además te cuento, que la vieja espina, que tanto trabajo te dió quitártela, la dejaste tirada, como siempre dejás todo, al ladito de las medias, y así... la pisaste y te la volviste a clavar..."

Tengo que ser más cuidadosa, y pensar un poco bajo el sol

martes, 22 de septiembre de 2009

En la cursilería















Renegando de su gusto por los boleros
y de ver sus lágrimas en el espejo
mientras cicatrizaba la herida
Negando la emoción en el pecho
con el final evidente y esperado
de la última película de Hollywood
se destapó velózmente y salió de la cama

Esperó hasta que abrió la cursilería, y compró...

Aceptó un "mi bomboncito" en la verdulería
sonrió frente al dulce de leche
y saboreó una cucharada repleta,
pasó la lengua por sus labios
y rescató el poster pagsa

Le dijo a él que lo "amaba más que a sus ojos,
aunque ellos lo descubrieron"
y que su corazón latía fuerte
la sangre circulaba caliente
y que día y noche lo extrañaba, que no dejaba nunca de pensar en el, en sus múculos, en sus caricias...

Y cuando el sol se puso detrás de la palmera
en un mágico atardecer anaranjado
y con los ojos cerrados esperaba su beso
vió solo sus pies en la orilla del mar turquesa
encerrada en un círculo de rodajas de mandarina

Lloró sin mirarse en el espejo y con sus lágrimas hizo un jugo natural

lunes, 21 de septiembre de 2009

No te acuerdes que no estoy lista

No te acuerdes de nada, ni del sueño
ni de lo que pensábamos construir con esa mezcla
No te acuerdes de la mañana al mediodía
ni de la noche entre textos largos y destapados

Por favor, dejame estos minutos con los ojos cerrados,
a ver si puedo lograr el negro o el blanco,
plenos, porque ya un mínimo degradé me lleva a la infancia, a la casa de la playa, al sabor de la pileta, a las madres, a los juguetes.... rápidamente

No te acuerdes porque yo no quiero recordar,
no estoy lista
no me traje las cosas, no me sale, me da con coma, con cero y coma
Si sentís otra vez, que sea nuevo, que no huela igual, que brille con otra intensidad

No me cuentes el sueño de la mesa de ping pong ni el del avión
ni el del francotirador y el tren,
porque no estoy lista,
no me traje el estuche que va dentro de la cartera
donde tengo todo, donde me guardo en estas ocasiones,
donde me meto cuando recuerdo

Por favor, corazón,
si sabemos que la mezcla siempre pega ladrillos y forma paredes,
muros, con ventanas o sin aire
dejemos un espacio entre pared y pared
porque siempre construimos puentes
terminamos cruzando al otro lado
y nunca tenemos un cuarto para descansar

"Descansar te llevará a colocar un disco y a recordar", dijo una voz... y nos dormimos

Vera


Vera, la prima que juntaba flores a la noche

casa por casa y las arrancaba

con la cara de linterna alumbraba

la mano que tironeaba

y zás!

flores que adornaban y amaban

su casa


allá, al final del largo pasillo de baldosas de ajedréz

oscura tan oscura y de cortinas sucias

cortinas que disimulaban ventanas

donde sin luz ninguna planta crecía

Así, su casa amanecía

y eso... solo vivía unos días de primavera

jueves, 17 de septiembre de 2009

Canciones que desafino


La cuestión es que afino, no me cuesta admitirlo, en diversas melodías
me encanta cantar
pero en cada ocasión en la que haya que entonar el felíz cumpleaños...
en cada cumpleaños desafino muchísimo
lo que dura la melodía voy probando
hacia arriba me paso
hacia abajo me caigo
en el medio el resto sobra
y en soledad, lágrimas sin torta

Lo mismo me sucede con el Himno Nacional
No logro entonar las estrofas y lo que dura el tema
otra vez arriba y abajo, sin encontrar el punto justo... ni veo la bandera

jueves, 10 de septiembre de 2009

La separadas


Las separadas se juntaron con sus ex maridos en la charla de café
y coincidieron en que el tango que bailaron hace tiempo
era un abrigo pesado de julio
pero ahora que otra vez es invierno,
tienen frío

Por suerte, decían desesperadas de silencio, ya estaban liberadas
ya estaban sueltas, ya estaban disponibles
para nunca más volver a atarse
para estar más solas por fin, por suerte, por las dudas

Las separadas se juntaron y en cada frase un ex marido
sus perfiles presentes en las emociones
en los recuerdos y los dolores
y coincidieron en que el verano pasa rápido
que la musculosa dura poco en el año

Diseñaron, en el bar aquella tarde
una aguja con hilo enhebrado
para regalarle a sus ex maridos
¡Es que todos se extrañan tanto!
Esos días en los que me siento atada a un elástico
del que tiro, tiro y tiro
y luego regreso a gran velocidad
Quedo mareada, otra vez en casa
con mis objetos, con mi abrazo y el suyo
Sin pensar en volver a tensar la cuerda
agitada por el vértigo de la vuelta abrupta
Agradeciendo a ese nudo tan bien armado
ajustándolo otra vez, por las dudas

martes, 8 de septiembre de 2009

Barajar el tablero o patear las cartas


De barajar y dar de nuevo
cuando las cartas que le tocaron no eran buenas
mirando las cartas una y otra vez
pensando en que momento jugar la que corresponde
pasaba el timpo y a veces soñaba que jugaba con otras

Ese era un tiempo perdido, en el que imaginaba que ganaba la jugada
envejecía con el rey de basto en la mano
soñando que el ancho de espada la rescataba
sonriendo cuando él le guiñaba el ojo
siempre seductor, siempre perfumado

Ella sacaba sus naipes de la pila de platos húmedos
y él las tomaba de un mazo
por eso las cartas de ella olían a detergente y tenían las puntas gastadas

Cuando el truco estaba perdido y el envido sospechado
decidió barajar y dar de nuevo
sabiendo que tal vez, era muy posible
recibiría las mismas cartas...
igual lo hizo, y reyes, bastos, espadas, monedas de oro, copas vacías, y reinas borrachas
descansan sobre la mesa de felpa verde

Ahora está sentada frente al tablero de ajedréz
convenciendo a los peones, acerca de firmar un pacto
interpretando el enorme valor de estar en la primera fila
al frente del primer paso
defendiendo a la reina para que el rey no muera

De patear el tablero
barrer luego las piezas
arrojarlas a la basura
y esperar

viernes, 4 de septiembre de 2009


Justo en este día en el que el tiempo parece un pronóstico anticuado
me toca crear con estropajos líquidos y decoloridos,
la pólvora

Siempre creyendo que todo estaba descubierto ya
se me viene a idear un polvito mágico que hace despegar

mis más sentidos pésames, pesares, iras y oleajes
hacia rumbos llenos de manojos de enojos

Después del clásico café de la mañana y preparando la paleta
para pintar mi día seis de septiembre, con una escala tranquila
descubro la pólvora, descubro que la tierra no se sostiene por elefantes, creo que el hombre no es el centro del universo, descubro el rayo laser y la cocina eléctrica

y me doy cuenta que de golpe se crece
a los golpes se aprende a andar en bicicleta
que la puerta se golpea
que un golpe del corazón puede ser bonito o mortal
y que la suerte es también un golpe

Pero la pólvora sí que ha sido un gran invento
y lo descubrí sin querer, una mañana que parecía como otras
pero explota explota
no le pidas otra cosa

jueves, 27 de agosto de 2009

Aunque me cueste aceptarlo...


Es que soy vaga, no me digas...
como rondando la periferia con sueño
dando vueltas antes de entrar
adorando el mediodía panza arriba, esa niña con mamadera
cerrando los ojitos cuando ando en colectivo
y pensando en angelitos a cada ratito

Eso es que soy vaga, no me digas...
En conversaciones con gente inteligente
me tapo la cara y la verguenza
cuando descubro que yo sí, yo puedo no hacer "nada"

Aquellos momentos en los que mi proyecto se llama "bajo el árbol"
y es un seminario de respirar profundo comer y dormir
hasta que salga de memoria y sin errores

Soy vaga, sí
cuando en mi curriculum falta el vitae
y la experiencia laboral salta de una torre de fotocopias hasta un escenario
eso es que soy vaga, no me digas...
no me digas, que para eso estoy,
para discriminarme por intentar siempre y en cualquier lado... La Siesta

viernes, 21 de agosto de 2009

Que baje la marea


Sabina dice "... y un rojo escalofrío..."

Me inflo, me inflo, me inflo
Me hundo, me hundo, me hundo
Cuando de hinchada debería flotar
peso y me hundo

Me enoja que me deje a tres cuadras
cuando quiero bajar en la puerta de casa
y el mundo entero me parece estar a tres cuadras
de esas que miden mucho más que cien metros
Ydespués lloro, lloro y lloro
y al otro día no soy yo
y a la tardecita me arden los ojos
quisiera dormir durante horas y horas
que sumen tal vez, cinco días

Ese tiempo que dura el ciclo
de color rojo, muy rojo
de lo que se va porque no encuentra sitio
de lo que sale porque no dejo quedarse
y lloro, lloro y lloro

Claro, "te está por venir..." dice él
y mis ojos ya están teñidos también de rojo
de su razón me quedo con la mente
pero de sus palabras con la herida del corazón
Si por lo menos dos días de cada mes
lloro, lloro y lloro
por ningún motivo de los sabidos
o por todo lo que vivo

Ese veintiocho de cada mes
en el que llega el sobre rojo de la factura
que debo pagar con estas lágrimas que también se pierden
en forma de pago,
por no querer ni comprar ni vender...

Yo, tengo el día femenino
El, tiene un argumento verdadero
asegurados en el ciclo, tomamos una taza de café
y esperamos que baje la marea

jueves, 20 de agosto de 2009

contraseña

Tengo miedo de olvidar la contraseña para siempre

Y perder todo

Todo por no recordar

por no anotar

tengo miedo que Windows life, facebook y el yahoo no me permitan nunca más ingresar a ningún lado

tengo miedo de olvidarlo todo por amor y después no recordar el aroma
de abandonar para siempre esta memoria que manotea trapos secos
que llegue el día en el que escriba una y otra vez cinco números y cinco letras y ninguna abra mi memoria

Eso puede pasar, me dijeron
A una amiga de mi prima le pasó y ya no tiene nada archivado en ningún lugar
se la ve liviana, vacía, como volando
se la ve libre y cristalina


Pero claro, totalmente fuera del sistema

martes, 18 de agosto de 2009

Las plantas, la distancia y el regreso



Se dieron cuenta de lo mucho que se amaban cuando estuvieron separados

Y él no encontraba el lado derecho de la cama
y ella no tenía mano para encender el horno
Cuando en la noche, en los mimos de otro,
olían el aire de la primavera juntos

Cuando debieron beber un poco más de vino para tener más dolor de cabeza
...........................................................................
Ella, encontró una mañana hermosa

El lloró al ver salir el sol,
entonces corrió a buscar la mañana de ella,
que regando las plantas cantaba Sandra Mihanovich

y ningún asombro brotó al verlo con... esa ropa
y le dijo: te gusta el ficus? Viste como creció?
El recordó el tamaño del arbolito y pensó que estaba igual

lunes, 17 de agosto de 2009

me abrazó y no me electrocuté
me acurruqué

me acarició la piel y sonreí
y me descubrí...

abriendo la puerta que da al patio de atrás
mostrando mi estilo de nadadora profesional

porque cuando me abrazó y me acarició, aún seguía con vida,
con tantos latidos...
que quise festejar

(mojada siempre, porque salía de la pileta
olvidando las ojotas, era obvio que la electricidad me mataría...
pero ese abrazo me dejó con vida
A veces, como en los sueños, espero el final
que no viene porque no puede...)

jueves, 13 de agosto de 2009

Otra vez arróz


Adora el arróz, pero... otra vez?

Había prometido, mientras se entregaba a la Fuerza de Gravedad y a la Bonita Suerte,
que amaría más, allá afuera.

Que una vez que saliera y el primer rayito de sol secara sus lágrimas
tomaría aire y empezaría de nuevo
Sonrisa cómoda en la boca, ojos cristalinos, frente despejada, agradecida de haber subido, de haber salido, de haber volado bajo el agua.

Asombrada.

Sí, tal vez el asombro fué lo que la llevó a no poder creer haber llegado a la superficie.
Y como suelen suceder las cosas en femenino, no creyó y entonces olvidó Todo.

Camino tres pasos,
pisó una almeja en la arena,
se lastimó el pié
vió el color de su sangre
recordó el sabor del ultimo vaso de vino
el sol se cubrió de nubes
la sombra trajo lluvia, trajo de todo

Enojada por haber olvidado que se había quedado corta, pero que había logrado subir...

Siguió el humo,
como sonámbula,
dejando sus huellas,
se acercó otra vez al borde

... allí, donde muy rara vez, se puede pensar...
(¿El asombro es varón?)

miércoles, 12 de agosto de 2009



En que momento aprendí lo que sé
en que momento supe ubicar los océanos, paíces y capitales
(tal vez cuando ya no debía estar en la mesa de geografía, con aquella profesora)

En que momento dejé de tener miedo de pasar por el cementerio
y empecé a sentir tristeza
(quizás ahora que ya tengo conocidos en ese lugar)

En que momento conté un cuento
entendiendo lo que decía
(seguramente ahora que mis hijas necesitan entender la historia)

Y en que momento aprenderé lo que me falta?
(a cada rato, o no tengo la menor idea)

viernes, 7 de agosto de 2009

Danza Pis

Se lo dije al oído, a la maestra de pollera gris
Otra niña, primero, vió el charco
Luego Alicia preguntó y nadie respondió

Me tiraba tanto el rodete...
Me daba tanto calor usar medias y polainas...
Me comían el paquete entero de galletitas en la pausa...
Bailaba, me gustaba mucho la punta de pié y la música... correr correr y saltar con un giro
Pero esa tarde, a las 14.30 me hice pis en danza clásica
Entonces Alicia armó la fila y cada una al oído le decía "la verdad"
como si nadie lo notara cuando se me acercaba
y cuando llegó mi turno, le dije: fui yo.

La maestra de danza, después de mi confesión rompió la fila y dijo:
bueno, listo, seguimos la clase (y dos palmadas) Me pareció que ese no era el trato, si me hice pis, sobre la bombacha, sobre las medias, la malla y las polainas, si dejé un charco en el piso de madera, si olvidé de ir al baño esa mañana
...confesé la verdad...

no dejé de bailar, pero aún sigo dando vueltas... húmeda
e s q u e m e t i r a b a t a n t o e l r o d e t e


miércoles, 5 de agosto de 2009

El femenino arbol genealógico está cansado


La niña no quería parecerse a su madre
su madre tampoco quería parecerse
a la abuela de la niña
la abuela, siguiendo la lógica del
"no me gusta ese modelo"
tampoco quería parecerse
a la bis abuela de la niña,
que no podía descanzar en paz
porque le llegaban demasiados ruidos
y el peso era tan grande,
que pasaba el valioso tiempo de la Otra Dimensión
en derivar a todas las madres que habían habitado
dicho árbol genealógico
los reclamos y las quejas recibidos,

desde la primera de todas...
que bien despierta estaba, la pobre mujer
a causa de la factura...

Por favor, volvamos al principio...
¿Por qué está triste esa niña?

¿Y el fondo?



















Y los pies no le llegaban al suelo
Así que no le quedó otra opción
mas que dejarse llevar
por la rareza de la fuerza de gravedad,
cuando se sube lentamente, porque sí

(a veces, la Fuerza de Gravedad es aliada de la Bonita Suerte)

Se quedó corta y no se pudo empujar
Ha sido un problema no medir la profundidad antes de arrojarse
Ha sido un inconveniente no meterse de a poco,
no almacenar aire por las dudas
no sentirse mortal en el intento
o no recordarse en su talla

Al compás de negras y corcheas
con los brazos hacia arriba
apuntando la mirada hacia el reflejo del sol,
del otro lado de la superficie

Midiendo en tiempo y felicidad
prometiendo a sus vías respiratorias
no volver a jugar con el oxígeno
se entrega y

ya planea amar mucho más allá afuera...

martes, 4 de agosto de 2009

No me acuerdo... si dormía!


El plato de comida, que en un momento fué la cena,
se enfría de la periferia al centro
(el centro siempre mantiene un poco más el calor)
durante horas.

Esas son las horas del taconeo, aunque en casa siempre esté descalza, ayudan a la ebullición de mi fastidio.

Luego la cena apretada en el "taper" que con tapa equivocada va a la heladera,
y ya todo olvidado para el comienzo de mi sueño..... o no tanto

Cuando duermo no se quien soy, por lo tanto no se quien es él.
Por supuesto, no comprende esto e insiste en acostarse a mi lado como mi esposo
Y el problema aparece en el desayuno, junto al café instantáneo
que nos encanta.

¡Ya le dije que no venga tan tarde!



sábado, 1 de agosto de 2009

Ambiguo sin puntitos


Sucedió que el día había amanecido ambiguo
Pasaron horas en las que me levantaba de la cama
cuando el rayito de sol entiviaba mi cara en el fuego ponía la pava,
pero ya las nubes lo tapaban
y así varias veces, de la cama a la cocina
desafinando en mi sueño,
armonizando al despertar

y componiendo confusiones...

S e h a c í a d e n o c h e y d e d í a e n e s a m a ñ a n a

Florecía y marchitaba
iba y venía
tomaba el mate y lo destomaba
soñaba y anotaba

La noche en el día es un problema, como el no sobre el sí, como el re sobre el mí.
Y así a ese día lo llamé jornada por primera vez...

y m e s e n t í g r a n d e

No fuí a trabajar, fuí a cumplir con mi jornada laboral
Recuerdo, que durante toda la jornada, estuve quitando y poniendo mi abrigo,
aún dentro de la oficina sin ventanas




viernes, 31 de julio de 2009

Si lastima


s i m i p o e s í a l a s t i m a

porque no quise pulir las palabras

quitar las astillas de sus maderas

porque no pude ablandarlas con el corazón

sin lograr apagar el fuego que las quema


si mi mano escribe solita

aquello que mi emoción le "secretea bajito"

lo que mis sentidos le gritan

y eso, lastima...


s i m i s t e x t o s , a v e c e s ,

giran

y marean

y se mezclan

o te giran, te marean, te mezclan


tomo mi mano

mi emoción,

mis sentidos

y busco

encuentro la brisa

e n t o n c e s p e r d ó n

jueves, 30 de julio de 2009

tantas veces después de atravesar gruesas y duras paredes,
nadar mares de aguas espesas, correntosas y de olas enormes,
decir mil palabras de atrás para adelante,
me doy cuenta que
estiré una pierna y llegué al otro lado,
con dos brazadas toqué la orilla,
dije dos palabras, entendieron y sonrieron...

No, la vuelta del perro es otra cosa.

Fragmento de una conversación

martes, 28 de julio de 2009

Melancolía


De no haber nacido melancólico, ese bebé
llorando por la añoranza del cambio de clima
extrañando el líquido amniótico

De no haber crecido melancólica, esa niña
con esos boleros girando en el tocadiscos
lamentando desengaños amorosos que aún no habían llegado

De no haber nadado en melancolía, esa chica
con ese cuerpo bajo el agua, que lava, que limpia
y luego seca y viste con vestidos de hombros descubiertos
hasta el cansancio más enorme, hasta el borde y después: el podio

De no haber sentido por dentro la melancolía, esa mujer
como enfría con el silencio, como arde con melodías, como rompe con la ira
y luego agota, da sueño y olvida...

De no haber entrado, atravesado y luego salido.
Salido y un poquito, de vez en cuando...
entrando.



domingo, 26 de julio de 2009

en el borde pasa de todo


un día caminaba por el borde
habiendo una calle tan ancha
tan grande tan linda
caminaba por el borde
a punto de pisar el pantano caliente
lleno de serpientes
a punto de romper un pié
a punto caramelo viejo

Cuando miré para atrás
¿Será posible? Venía él
Se había inventado una suerte de carretilla tirada por gatos,
gatos con botas de taco alto y acharoladas,
sí, los gatos y las botas de charol, con brillo y glamour
Venía siguiendo mis pasos falsos, los del costado
con sus lentes oscuros y la sonrisa paternal
"estoy para salvarte, nena" imaginé que me decía

Miré al frente nuevamente, no me gusta caerme del todo
y cuando volví la vista hacia él y su carruaje,
para ver como me tiraba la soga que serviría de puente
ya no estaba,
la calle era angosta
sin borde, ni partes lindas ni feas
ni peligro ni aventura

Un día caminaba entonces por un borde
que luego fué la calle misma
y no había hombre con gatos, ni nada....

yo sin la piel

Cuando ando así,
se me pegan las basuritas y el polvo
alguna bolsa de naylon y hojitas secas

El sol en los cientos de grados
y colorada de tan roja
(como la sangre)
con tanto frío...

Cuando ando así,
sin la piel,
ya soy otra cosa
algo así como la tierra sin atmósfera

Es mejor que no me veas
cuando estoy así,
yo sin la piel soy frágil y busco continuamente un lugar donde estar
y al llegar ya tengo tantas cosas pegadas, ya tengo la piel gruesa,
tan gruesa.

La piel

miércoles, 22 de julio de 2009

Aquella casita

Ya que estoy otra vez con los tacos altos en el barro, aprovecho para recordar una casa que ví en aquel año en el que estaba por vivir junto a él.
Lo recuerdo, mientras saco una mano fuera del barro, y tomo la taza con café instantáneo y bebo.

... era pequeña, de solo un ambiente,
el calefón comenzaba en el living (una mitad)
y terminaba en el dormitorio (otra mitad)
... el aparato cortaba también una ventana
que estaba cerrada, todo alfombrado
y el entrepiso que dividía cuarto -living
y que cortaba el calefón a la mitad, era de madera...

Como en esos tiempos, andaba muy a purada, y en el apuro veía borroso
solo dije: "mejor ésta no..."

Sin embargo hoy, que desde el barro veo un poco oscuro,
esa casita me parece la piña de la fogata

martes, 21 de julio de 2009

si no me gusta colgarme de su solapa


Así voy a escribir, sin aire, sin luz
como algunas de las casas que vimos
cuando queríamos ir a vivir juntos

como el asma

la desilución es, a veces, espiar detrás de la escena
como el mago se ríe con su asistente
que un minuto antes había transformado en paloma,
en conejo
en pañuelo
en ramo de flores
en un.... polvito de brillo, que sopla y vuela

Acaso en el ocaso, la desilución es posible por una ilusión
la ilusión de creer que con este peso, esta altura,
con semejante tamaño, con ojos, con boca, con perlas en las orejas,
con zapatillas verdes, con todo eso, fuera a desaparecer y aparecer en diversas formas,
en colores y brillantinas

No me entiendo en estas lágrimas, ya no me entiendo. Cuando se mojan mis rodillas con el llanto, descubro que no es un buen motivo.

Cansada termino cuando:
no desaparecí
ni aparecí de flor
ni de paloma
ni de polvo

y sin embargo anduve perdida
queriendo tener la piel del petalo
las alas de la paloma
el peso del polvo
Perdida y claro, llorando
haciendo fuerza para ver si al abrir los ojos
me reflejaba en los otros, como el ramo de flores

Vuelta a cerrar los ojos
y que sea lo que sea, otra vez


domingo, 19 de julio de 2009

el mural

El dibujante dibujaba la pequeña estrellita, del lado derecho, por el medio
del mural
y estaba felíz
Otro dibujante dibujaba la luna, tan blanca, tan linda, tan pura
del mural
y estaba felíz
Muchos dibujantes dibujaban infinitas estrellas, a la derecha, por el medio, la izquierda, arriba, abajo, grandes y pequeñas

Algunos dibujantes que dibujaban estrellas querían dibujar la luna
y el que dibujaba la luna, a veces, quería tomar sol
Cuando eso pasaba, el equilibrio estético perdía el eje
provocando, casi siempre, que las estrellas y la luna, caigan en un costado bien abajo
Los dibujantes empezaban a tener frío, mucho frío, primero
Luego oscuridad, y entonces ya no podían dibujar

otro día lo sigo....

lunes, 13 de julio de 2009

Pero, Usted no avisó que iba a tomar prueba!!!!


Esperar la nota de una evaluación debe ser como no esperar nada, simplemente recordar si había estudiado o no, el resto es solo el resultado.


Entiendo que la mayor cantidad de pruebas son "sorpresa", y ya en el "saquen una hoja"no importa cuantas horas haya estudiado.


Por eso, habría que leer un poquito cada día, aprender un poquito cada día,

por esas dos cositas: porque las evaluaciones no siempre son planificadas y porque dejar todo para el último día es demasiado.


Y... ojo... copiarse sin haber estudiado es notablemente peor

lunes, 6 de julio de 2009

"Hola hermoso", decía en un mensaje de su correo electrónico, y era de una chica francesa.
Uí, uí..... es como se pronuncia sí. Claro que uí.
Mi enojo fué improvisado, como pudo apareció. Y con el (enojo) vinieron los celos, los impulsos, la fruncida de seño, la seño de segundo grado, la mordida de los labios, y ásí lo ví:

Estaba hermoso.

La próxima vez se lo digo yo antes que ella.

martes, 30 de junio de 2009

solo hablarse un poco

Como es costumbre en nuestra relación,
a la noche soltamos el globo y nos quedamos con las manos libres
para gesticular tranquilos, acariciarnos, masajearnos,
para cucharear el café instantáneo, para taparnos los oídos. Eso fué lo que hicimos.

Queríamos entonces, hablarnos
pero no así, escucharnos
Y si cada cual hubiera quedado contento con decirlo todo, hubiéramos saboreado un final felíz.
Pero pasó que, con los oídos tapados intenté leerle los labios. Leí sus labios.
Lo que su boca decía sin sonido era lo mismo que decía la mía en silencio.

Me puse a llorar. Durante un largo rato.
Quería la otra pieza del rompecabezas y sólo tenía el juego de los opuestos.
El globo estaba contra el techo, más allá no podía ir.

Quería algo que alivie el dolor y que no sea un ibuprofeno

lunes, 29 de junio de 2009

El aparato sirve para reproducir lo que ya está realizado

Pensaba en el aparato político, en la cuestión de poner play cuando querés ver algo, en la posibilidad de apretar pausa si querés ir al baño o prepararte un te, de la maravillosa opción de poder poner stop

(en todos los casos estos botones suenan extranjeros)

Pensaba que en definitiva, si el aparato es original, no funciona una película "trucha". Pero que por otro lado, si el aparato no anda no anda.
Que si el lector se rompe, en la mayoría de los casos, es mejor cambiar de aparato.

Sentirse con el control, es sentirse con el poder.
De adelantar si no te gusta una escena
De retroceder si te encariñaste con una imágen
De detener la escena en la fotografía que mas te gusta
De detener la escena donde menos te gusta para taparte los ojos, o para entender mejor
De poner otro idioma si querés no entender nada
Tener el control remoto, el más antiguo de los controles, la más remota idea...

Pensaba, ya llegando a la escuela donde votaría, que de ninguna manera me acomodaría en un buen sillón a ver como se ve la película.
Que en este caso me había tocado un papel que cumplir, un rol... de una sola Película, esta.
La que se está rodando, sin parar, sin detener, en la que si te olvidaste la letra, tenés que buscar la manera de seguir con el texto, en la que, a pesar que la dramaturgia se distorcione, hay que intentar volver al libreto Original.


No es necesario el aparto para adelantar la película, para ve el final.
Sí, voté.
No tuve que escupir el sobre porque había pegamento.
Gracias

miércoles, 24 de junio de 2009

a la distancia justa


a veinte metros de las hamacas había una señora

de cabello claro, petisa y muy gorda

que en el momento del golpe, dibujó la secuencia de la hamaca

el desmayo, los árboles, la pareja que se besaba, la arena y cada grano,

el viento, un aeroplano, el campanario, la casa verde, el vendedor de pochoclo, la viejita y el carro, la mano con el termo, la boca con las palabras, la poesía de la memoria de una niña, la salud del equilibrista, la brisa, una mochila con ruedas y una patineta, el hombre sin lentes, el tobogán y la sombra, las medias y el perrito.


la señora dijo que no era una artista


luego todos salimos de su papel

martes, 23 de junio de 2009

Un motivo de artista

Ya lo sé, todo el mundo se lo pregunta. En verdad son dos interrogantes:
Uno se trata de saber que serie de eventos llevaron al artista a querer ver el sol, y el otro intenta descubrir por que decide reemplazar la sangre por el óleo.

López lo sabe porque aquella noche de inauguracióny subsidio de Malbec, él se lo dijo al oído muy despacito (porque López había bebido mucho y le costaba entender)

Caminaba con la marca en el cuello, una línea que le daba la vuelta, como un collar de mascota triste, buscando el fondo del vacío negro, minuciosamente.
Se sentó un rato en un banco de la Plaza Flores, sabiendo que observar la fachada de la iglesia lo enojaría y lo llevaría luego, a una reflexión finita que acabaría en la apocalipsis de la sociedad, en el colectivo lleno de gente con las ventanas cerradas, en su madre gritandole en el oído, en los gobernantes tomando clases de actuación.
Sumó, sumó, y cuando ya andaba por el signo "igual a " se levantó, como siempre y caminó rápido. Ya tenía la idea de su próxima obra en la cabeza, junto con la enorme cantidad de penosas situaciones, en todos los idiomas, en un solo color: negro agujero.
Tenía que llegar rápido a la tela en blanco, encender el cigarrillo, llenar el vaso, y empezar a plasmar sus ideas como patadas a la pared, como martillasos en el hueso.

Pero cuando estaba atravesando la plaza, una hamaca de madera hizo centro en su cabeza
y lo volteó.
Cabeza arriba sobre la arena mirando el cielo terminó
el niño llorando se acercó y un beso le dió
cuando su vista abandonó las nubes dejó de ver
atados a una estrella ahorcados de papel
y se detuvo en el sol
que lo abrazó y alivió su dolor
el de cabeza, el de su corazón
olvidó el vacío negro y sonrió

lunes, 22 de junio de 2009

La Obra ganadora

La obra ganadora fué la que el artista creó en el momento en que la soga le quemaba el cuello,
y trataba de una serie de chispas que salían de la tela, que a su vez olía a sangre y dejaba ver unos vacíos negros todos, y del otro lado, nada.
El jurado impactado y compactado en un paquete de tanta tristeza, entre copa de vino y canapé, acordó luego de unos minutos de exposición de ideas que dicha obra era la ganadora.
Entonces con los tapados negros y los lentes de cerca nombraron al artista realizador y le ofrecieron un pase gratis para otro montón de traumas, des-amores y tristezas que le generarían otra creación artística...................... Un suicidio, digo... un subsidio.
Al parecer, el artista aún no realizó otra producción porque dice que no puede usar un vacío que no es original, y una serie de eventos lo llevaron, de a poco, a querer ver el sol y recostarse a contar las estrellas por la noche.
Las mejores galerías de este país y de muchos otros esperan ansiosas y muertas de pena,
la llegada de la próxima obra que dicen: "dará que hablar y llorar"
Sin embargo, algunas fuentes aseguran que el artista se pasea sonriendo por el barrio y ya muy pocos logran reconocerlo. Se sospecha y luego se sostiene que el premio lo donó a la A.P.A.A.A.A, para el estudio de la evolución de los vacíos poco claros.
Igualmente se sabe, que aquella noche, una vez terminados los vinos y aún con el premio en la mano, le dijo a Lopez algo en el oído.

sábado, 13 de junio de 2009

seguir de largo

Ella tenía 16 años, y no recuerda ese episodio, ese suceso en esa tarde.

En el barrio de Caballito, en la calle Cucha Cucha, salía de su entrenamiento de natación pensando en una pronta elección entre la vida bajo el agua o la música del aire y los bailes. Entre una tarde llena de besos o seis mil metros superándose en tiempo cada vez.

Caminaba con el cabello húmedo, aún con aroma a cloro y la piel seca. Era septiembre.


De golpe, el golpe. Fuerte. Pum!

Ella mira el auto y el perro. El primero sigue cual basura en el carburador, el segundo corre hasta caer a dos metros de ella.

En el mismo momento el dueño del perro cruza la calle, un chico. Tal vez entre ella, él y el perro sumaban 32 años, no se.

¡Que hago, que hago, no, no, no! gritaba él, sin mirar a ella.

Te ayudo, te ayudo, le decía ella, no te preocupes.

¡Que hijo de puta, como puede ser, y no frenó! gritaba él.

Ella lo miraba, pero parece que no era visible frente al chico, sin embargo, la seguía.

Entonces alzó al animalito en brazos, cruzó la calle, le dijo al dueño del perro que pare ese taxi que venía por la calle.

En un momento el le dijo que no tenía plata, ella le dijo que no se preocupe, que su mamá le daba diez pesos por día para ir al club y justo no se había comprado ni una bebida.


Ella intentó recordar donde se encotraba la veterinaria más cercana, pero su memoria visual solo recordaba por su cartel azul y blanco (atentos señaléticos) aquella de la avenida Nazca y la vía. Así que ese destino le indicó al chofer.


Para ese entonces se enteró de varias cositas:

el perro se llamaba Lucas

su remera estaba empapada de sangre

el chico miraba por la ventanilla

el siento estaba manchado también,

Lucas perdía sangre por la boca, por las orejas, y tal vez por la naríz

el chico se había quitado la gorra y tenía el cabello castaño


Respiraba profundo para no llorar y apuraba el taxi con la mente, es decir imaginando que todo saldría bien, que su elección había sido la correcta, hasta se imaginó comprando un par de gatos siameses... pero así y todo, los semásforos estaban más lentos y Lucas no largaba aire.


Así, puso su mano en el lomo del perro y nada pasaba. Puso su mano en los orificios de la naríz del animal y npo salía aire. El perro ya había muerto.


Llegaron a la veterinaria, con el dinero justo, ella entregó al animalito, saludó al chico y caminando regresó a su casa. Luego estuvo triste, pero a nadie contó el episodio.


Al día siguiente, al no tener teléfono, fué hasta la veterinaria para ver como estaba el perrito.

Un señor la atendió y claro, le dijo que el animal ya había llegado muerto.

Así que ella ese día entrenó en la pileta.

Como siempre salió con el cabello húmedo y aroma a cloro, con la piel seca, con la mirada perdida para no estar atenta.


Continuó sin parar, como el auto luego del golpe.

y seguir de largo no es ir otra vez con un vestido hasta los tobillos

lunes, 1 de junio de 2009

Costura


Hilé fino cuando el tiempo me manoteaba el cabello en la avenida

y me caí tropezando con los pensamientos que solitos bajaban de mi cabeza

Luego de haber diseñado mi vestuario íntegro sin costura y "al velcro"

no volví a dar puntada sin hilo,

y aún plancho mi primer camisa


Mis gatos siempre jugaron con los ovillos

los que trato de desenredar

de buscar la punta

para rehacer un ovillo ordenado

para hilar fino y no dar puntada sin hilo


Felíz Cumpleaños MUM

miércoles, 20 de mayo de 2009

de tanta agua



lo fastidié de tanto llorar

llené de agua la casa

por eso, los que no sabían, tuvieron que aprender a nadar

y los que sabíamos, pensamos que estilo inventar


y sí, de tanta agua,

ya no sabe si camino sobre ella

o buceo, o simplemente floto


Tuve que inventar una suerte de tapón,

para desagotar la casa de vez en cuando

propuse, para no vivir en traje de buceo

estar de la cintura para abajo en traje de baño y ojotas

y arriba con ropa de calle


Cuando la lana de tu saco se humedezca

yo, saco el tapón, le dije.


martes, 19 de mayo de 2009

La miro ese día

¿Y para que querría una planta que me da una bellísima flor que solo dura un día?

Una vez, una de las niñeras que pasaron por mi hogar me regaló un yuyo.
... Ay, otro más, dije yo para mis adentros (cuando digo mis adentros, quiero decir que en voz baja, se va corriendo la bola por mi interior hasta que todos mis órganos se enteran, por eso es que cuando digo para mis adentros en general, luego me siento descompuesta)
Así fué que el yuyo creció, como todos mis yuyos de la escalera, mucho.

Luego, de la punta de cada rama de pasto de la planta, salió una especie de fruto, que si caía en tierra, al poco tiempo nacía una nueva prima del yuyo...

Y así, una mañana con los ojos apenas abiertos, estaba saliendo a comprar leche, y a tres pasos de la planta me detuve:

una flor increíblemente hermosa había salido.

Al día siguiente, intenté mostrarle la flor (a él, claro), y ya no estaba.

Resultó que la flor solo vive en esta vida un día. Ni mas ni menos.
Hice de todo, hasta me quedé mirando en una posta con la vecina de la casa rosa.
Y nada.

No se, si bien no la busqué, ella llegó a mi escalera
y a mí me gusta verla, aunque sea...
ese día.

miércoles, 13 de mayo de 2009

El día en el que nos conocimos no llovía, le dije sonriendo
El día en el que nos conocimos era de noche, me dijo
Sí, recuerdo... recuerdo que desde tu auto la luna se veía espléndida, nunca había visto el cielo así... una y otra vez, mientras vos me hablabas y mirabas mi boca, yo no dejaba de observar esa luna... le dije.
Bueno, yo no recuerdo el cielo de esa noche, pero fué maravilloso, me dijo mientras tomaba las llaves del auto (el mismo auto) y encaraba la puerta de salida.
Beso, chau.
La otra parte él ya la sabe:
A los pocos días del primer encuentro fuimos al circo, a la carpa que estaba junto al río, y como hacía calor, bajé el vidrio de la ventanilla.... y ví que el color del paisaje cambiaba porque eran polarizados
Allí estaba la diferencia
La misma

miércoles, 29 de abril de 2009

prioridad, urgencia... y lo que se pueda

Ah, bueno...
Al llegar a casa, Loreley se encontrò que no tenìa luz. Primero, retò a cada uno de sus hijos varones que su vida junto a Máximo les había regalado, hace unos años atrás, donde a pesar del calor se podía tomar agua.
Comprobó, encendiendo cada lámpara de la casa, que todas se habían quemado.
Luego todo le que hizo fue casi correcto:
antes que se vaya el último rayito de luz natural, encendió siete velas, que distribuyó en los diferentes ambientes lejos de cortinas voladoras y de papeles inquietos
Mientras tanto calzaba a los niños y decía cosas como: será posible!!! Porqué así, de golpe!!! Porqué a mí!!!! buaaaaaaaaaaaa (lloraba contenidamente, lo que pasa es que no se contener el "bua" sin agregar sonido. Proximamente irà el audio de mi relato)
Los niños calmos frente a la inestabilidad de su madre y a la oscuridad reinante, en el molde como vulgarmente se dice, escuchaban las indicaiones de su madre:
vamos a ir a comprar lamparitas, se han quemado todas juntas, estamos a oscuras, no puedo prepararles la cena, no puedo leer, no puedo saber si debo comprar algo...
uno de los niños, el del medio le dijo que le parecìa raro, pero no pudo terminar su pensamiento porque la madre lo apurò para salir, para caminar más rápido, para crecer de golpe en una situación donde solo hay que ser adultos.
Caminaron un largo rato porque necesitaba casi diez lamparitas y el almacén de la esquina solo tenía tres, así que debió completar la compra en otros comercios.

Al regresar a su casa, Loreley llorò sin saber el motivo, ya abriendo la puerta sus lágrimas caían sin parar, casi era un arroyo de cachete.

Al parecer, observó que toda la cuadra estaba sin luz.

Ella se diò cuenta que a veces sucede que la prioridad impulsiva lleva a una doble fatiga

hay una segunda parte de Loreley, pero ahora no tngo tiempo

jueves, 23 de abril de 2009

por eso, por mi cerebro

tenés el cerebro así de chiquito, por eso...
no pensás, por eso...
tenés esto de inteligencia... me dijo él en tres discuciones en el transcurso de dos semanas

Tomé dos tazas de café instantáneo
más que porque me encanta, era evidente que quería estar despierta
Porque lo estaba esperando, sin los ruleros puestos, porque tengo cabello ondulado, pero con el rostro lleno de rencor. Ese sentimiento que te tironea de la falda y siempre termina descociendo la costura.
Esa sensación de calor en las orejas y frío en el corazón me llevaba a no hacer nada, nada más que esperarlo. Y como no hacía nada más que tomar café y pensar, cada minuto me indignaba más y más. Sumaba una cucharada de rencor cada dos minuots y ya llevaba tres frascos de café instantáneo llenos.

Luego me enteré que él venía pensando en la posibilidad en la que me encontraría tal cual me encontró. parece que mientras manejaba me imaginaba de esa forma, llena de rencor, con el rostro perdido en todas las demás situaciones que me llevaban a ese estado.

Esperé mucho el momento que llegó:
Abrió la puerta,´casi sin mirarme,mi energía le voló el cigarrillo. Así y todo se acercó para saludarme con un beso. Le corrí la cara y se fué a dormir.

Con la taza vacía atiné a gritarle alguna palabra que pudiera herirlo, pero el rencor que tenía no me dejó decir nada, la garganta estaba cerrada con un piquete de letras sucias y la verdad es que era muy tarde.
Sentada como estaba me incliné hacia adelante y apreté mi frente contra la mesa, hasta que sentí mi cerebro tan pequeño................................................................................. y alrededor, agua, mucha agua

..........................................................................................................................................................................
caminé con los tacos por el barro un día
en el campo de Rudy y me gustó
pero yo sabía que habría barro
y así y todo elegí (yo, no mis pies) los tacos

martes, 14 de abril de 2009

Suspiro


le pedí por favor que no me suelte

pero yo ese día tenía mucha fuerza

y pedaleaba tan fuerte


le pedí por favor que no deje de gritarme

porque me gustaba oir su voz en la velocidad

atravesada por el viento


pero tan fuerte pedaleaba que lo perdí...


sentí un empujón (el úlitmo)

envión

y supe que tenía que levantar aún más velocidad

lloré y arrojé lágrimas hacía atrás

donde estaba él, cada vez más pequeño y mojado... en el piso, mirándome (para él también pequeña cada vez)


luego miré mis pies a toda prisa

y miré el cielo

mis pies y el cielo, una y otra vez


la brisa me alegraba

miré hacia atrás y sonreí

tanto, tanto, tanto


seguramente allá había quedado él y las rueditas


Gracias

lunes, 30 de marzo de 2009

me preguntaba si podía tener una respuesta sin necesidad

me preguntaba si esta tarde todo mejoraría...
me preguntaba si esta tarde dejaría de preguntarme tanto todo
me preguntaba si esta tarde llovería tanto como para dejar la escalera de casa reluciente
y caí en la cuenta que para eso debería llover detergente, cosa que nos haría muy mal a todos los que no queremos llenarnos de nocivas burbujas
me preguntaba si esta tarde me llamaría por teléfono, me citaría en un café y luego me confesaría todo el amor que cada noche me dice no tener y yo asiento
y caí en la cuenta que para eso debería abrir frente a sus ojos mi diario íntimo
(alojado en el centro de mi alma) cosa incómoda para hacer en un bar
me preguntaba si esta tarde dejaría de llorar y entonces mis ojos dejarían de arder y yo dejaría de contestar "estoy con una gripe"... comentario a modo de espuesta sin pregunta previa
y caí que para que eso suceda yo solo debería dejar de escribir, por ejemplo...

sábado, 21 de marzo de 2009

de rótulo y etiqueta


habré sido toc, tímida, campeona, traviesa, buena alumna, bipolar, egoista, mentirosa, border line, introvertida la mas usada

la etiqueta en la que decía lo que yo era está arrancada
y ha quedado el espacio marcado pero no dice nada
solo se ve que hubo algo

el rótulo que me evitaba responder quien era yo misma, ya no está

pero ahora que soy otra cosa me toca levantar la mano
para hablar, y el corazón se me sale de lugar

dejé de leer el rótulo del otro
y el otro en casi todos los casos no se correspondía con su etiqueta
y ya no veo sino a los ojos de aquel que está a mi lado, o a mi frente

No tener etiqueta es maravilloso
pude arrancarme la etiqueta antes que no pueda hacerlo ni siquiera con alcohol
y si bien aún está la marca, tal vez de a poco, lentamente, se borre del todo

martes, 17 de marzo de 2009

de pequeña

de pequeña veía muchas películas de guerra de soldados alemanes
como no sabía pronunciar "alemanes" decía "animales"
también veía películas del lejano oeste
en la tele... nada más, luego todo era bajo el agua

son formas


He cambiado de corte de pelo constantemente en estos últimos treinta y pico de años

He cambiado de vestuario, pero siempre acalorada

Cambié de carteras y bolsos, y cambié mi alimentación

Cambié de avenidas y carreteras, varié caminos, senderos, atajos


El clima sigue cambiando y con él nosotras y ellos

la moda se pone y se saca, de acuerdo al agujero negro

(la capa se usa, porque el ozono está terco)

y el protector solar es ya nuestra última capa de piel


Seguramente estoy por cambiar de nuevo, de pelo, de ropa, de zapatos, de casa, de trabajo, de verdulería, de transporte, de música, de nada.


Y seguramente me encuentre igual

lunes, 2 de marzo de 2009

lunes, 23 de febrero de 2009

tengo la facilidad de disfrutar al contemplar las plantas que tengo en la escalera de casa
tengo la facilidad de entristecerme al ver la primer hojita seca

no tengo la facilidad de regar las plantas con las lágrimas de mi tristeza
no tengo la facilidad de preferir el cemento en época de sequía

martes, 17 de febrero de 2009

el monstruo de la noche


Cada vez que toca la puerta de casa, por las noches, me adelanto a su respuesta
entonces no pregunto nada y directamente le abro la puerta.
Le doy la espalda
llego a la silla
me siento
y recién allí, lo veo:
el monstruo de la noche

(siempre tengo la misma duda... vendrá de una recorrida, serán varios, que hará en Pascua, de que color es su sangre, etc???)

Solo con su acción se sirve un te y me ofrece un espeso café instantáneo.
Luego sin preguntarme nada comienza a fastidiarme con la misma canción de ..."sombras nada más entre tu vida y me vida.... sombras, lalala"...
Y conozco aquella nota en la que desafina hacia arriba y aquella parte que entona apasionado, con una voz única... si me dijera que me ama en ese sol la re sol, me escaparía con él.
Por suerte eso no sucede y me quedo

Entonces al terminar la canción saca de su bolsillo la gran lupa, la coloca sobre la peor parte de mi día y una vez seguro de mi atenta observación, se retira.
Lo que sigue es obvio:
comienzo a caminar por la casa, levanto las tazas, me lavo los dientes, todo lo hago con el amplificado episodio detrás mío... enorme y pegajoso me sigue y persigue.

Finalmente me acuesto y entro en el sueño con la gigante imagen de la peor parte de mi jornada.

Es el monstruo de la noche
que de día no está porque si golpean la puerta siempre pregunto "¿Quien es?"

viernes, 23 de enero de 2009

ya me fui de vacaciones

Irse no es sencillo y regresar tampoco lo es. Irse por lo que dejás
Regresar por lo que volvés a tomar

El bosque de pinos, la pinocha, la carpa, el sol, la arena
los juegos, la sonrisa, el intento de disfrutar esos quince días como si fueran los únicos tiempos despreocupados de los problemas cotidianos, abriendo los ojos cada mañana sabiendo que será distinto. Pensando que desayunar, almorzar, merendar y cenar entre pinos es casi lo que necesitamos para ser felices
y entonces cerrarle la puerta al mal humor y borrar las diferencias que molestan en otro lugar y en otro tiempo.
Un esfuerzo en los primeros días y natural en los demás atardeceres llenos de silencio.

Me dí cuenta que los pájaros tienen un cantar fuerte, que los pinos se balancean con el viento y las piñas caen sobre la arena.
Me dí cuenta que lejos de los edificios las estrellas son más, que el sonido del mar va y viene constante.
Me dí cuenta que El me mira con otros ojos,
le gusto despreocupada por la limpieza y el orden
y a mí me encanta no barrer
Me dí cuenta que a los dos nos gusta el mar aunque la piel tire luego de las olas, seca la sal por el sol y me dí cuenta que ambos estamos desentrenados de tanto ir de la cama al living y del trabajo a casa.
Me dí cuenta que tenemos mas panza que abdominales, y que ambos tenemos fuerza para caminar el camino de médanos sin canzarnos.
Me dí cuenta que no somos originales en la búsqueda de la armonía,
que toda la gente sonreía al saludar sin conocerse, que nunca estaba demás agradecer
cuando no nos sentíamos presionados en el sistema de las cuentas, los horarios y los reclamos.

Me metí en el mar, peligroso por su movimiento y por el color de la bandera
Recordé que de pequeña había más días de bandera celeste (todos)

Saqué una cuenta: si fuí al baño seis veces por día y cada vez caminaba dos cuadras de ida y dos de vuelta, y para salir a la playa caminaba cinco cuadras y lo hacía en un promedio de tres veces por día (no es que había días en los que me quedaba allí en la orilla del mar, sino que hubo días en los que no fuí a la costa), y caminaba para lavar los platos una cuadra de ida y otra de vuelta cuatro veces por día, y si caminaba ocho cuadras cada día para ir a la proveduría... en total caminé por día unas sesenta cuadras (bajo el sol casi siempre) y en toda la estadía alrededor de mil cuadras.
Podría decir c i e n m i l metros y el equivalente en kilómetros
y no me he quejado

Cuando estaba dándome cuenta desarmamos la carpa y regresamos
y en elviaje de vuelta, en los espacios que el pánico de la ruta me dejaba libre, pensaba en el intento de disfrutar de igual manera lo cotidiano, por lo menos ver aquello que se esconde detrás de las obligaciones y que siendo una cosita más entre las cosas, puede vivirse plenamente
Sobre todo porque no puedo sostener la idea de vivir ahogada trescientos y pico de días y solo respirar en el mar unos quince.... algo aquí hace ruido, y no es música.

Este, parece ser un objetivo para el dos mil nueve
La fotografía es de él (él es el autor de la fotografía: "presente y futuro")